Comunicado del Directorio Sindicato Nacional de Trabajadores Homecenter Sodimac S.A

Comunicado del Directorio Sindicato Nacional de Trabajadores Homecenter Sodimac S.A

A los socios y socias del Sindicato.


Compañeros y Compañeras:

Hemos vivido un proceso complejo y difícil. El proceso de negociación colectiva, con la larga huelga que debimos desarrollar nos dejó un conjunto de situaciones que debemos ir evaluando de forma serena y conjunta. Para nadie en el sindicato ha sido un período fácil. Al contrario, todos nos quedamos con la sensación amarga de no haber cumplido nuestras expectativas y con la dura proyección actual en un conjunto de despidos por parte de una empresa que ha mostrado su peor cara frente a los trabajadores.

Es este, entonces, el momento en que es necesaria la unidad y la solidaridad. Reconstituir la capacidad de interlocución del sindicato es una tarea que requerirá de nuestras mejores voluntades. Defender a nuestros compañeros y compañeras que han perdido su fuente de trabajo implica un ejercicio de priorizar la unidad por sobre las legítimas diferencias.

Sin embargo, hemos asistido en estas semanas a la acción de un grupo de personas que promueven descabezar al Directorio del Sindicato, mediante una votación de censura. Lo han hecho mediante un conjunto de acusaciones injuriosas y que no se ajustan a la verdad.

Nos han acusado de no reaccionar frente a las ilegalidades que la empresa cometió en el proceso de negociación, cuando denunciamos en su oportunidad todas y cada una de dichas acciones ante la autoridad laboral que buscaba destrabar el conflicto. Nos han acusado de tomar decisiones inconsultas, desconociendo las asambleas realizadas por la organización y el papel de los delegados como columna vertebral de la misma. Nos han acusado majaderamente de desórdenes administrativos que no tienen sustento y de no contar con la información necesaria respecto de las finanzas del sindicato, pasando por encima del rol que le cabe a la Comisión Revisora de Cuentas.

Lo han hecho, además, de forma torpe. La Comisión de censura no ha sido capaz de implementar las votaciones en las sucesivas fechas en que se comprometió y aún tiene dificultades para recolectar las firmas. Por otro lado, existen casos de delegados que fueron incluidos contra su voluntad en el listado de coordinadores de la votación de censura.

Lo han hecho, también, en abierto desconocimiento de la ley laboral, llegando a señalar que ellos asumirían el directorio de forma transitoria hasta una nueva elección. Eso es falso. La Ley no considera el interinato. En caso de aprobarse la censura, sólo cabe una nueva elección. Mientras esta no se desarrolle, no hay interinato ni directorio vigente. El sindicato quedará paralizado, las cuentas quedarán cerradas y no habrá posibilidad de pagar beneficios sindicales ni implementar ninguna acción en beneficio de los socios. La Comisión de censura miente cuando señala que asumirá un interinato, pasando por encima de la Ley.

Hemos soportado esta campaña en silencio, porque creemos que el Sindicato tiene otras prioridades, y porque entendemos que el momento difícil que vivimos nos obliga a concentrarnos en lo relevante. Sin embargo, no podemos seguir tolerando los insultos, las calumnias, la falta de respeto y la mentira de quienes han promovido esta acción, aun cuando no han sido capaces de lograr ni siquiera ponerla en marcha.

Los llamamos a todos y a todas a rechazar de plano y categóricamente las acciones que pretenden debilitar el sindicato, terminando así un proceso que no tiene sentido y que sólo se sustenta en falsedades y un ánimo de división de la organización. Es el momento de estar unidos frente a una empresa que ha sido hostil con la organización y también con quienes, desde dentro de nuestro propio sindicato, le hacen el juego a la Empresa, tratando de destruir uno de los sindicatos más importantes y tradicionales del comercio en el país.

Juntos podremos salir de este complejo momento y recuperar la fuerza y la capacidad que esta organización tiene y le corresponde.

No toleraremos más insultos ni mentiras, ni tampoco más distracciones en la tarea que tenemos por delante. Vamos adelante, con nuestro Sindicato.


Seguir